Polymer Day 2016

0
1054

El pasado 21 y 22 de octubre tuvo lugar en Madrid el PolymerDay 2016. En él se dieron cita los mayores representantes del mundo front especialmente bregados en esta tecnología.

A casi nadie se le escapa ya que los WebComponentes han llegado para quedarse. Y mientras que ciertos frameworks front nacen, cambian y mueren a velocidades de vértigo, los componentes web se imponen y son el futuro, por un hecho muy simple: son el estándar.

De lo que allí se contó, me gustó casi todo, pero por no abrumar, me quiero quedar con tres hechos:

  • Grandes empresas lo están usando en producción
  • Polymer 2.0 ya está a la vuelta de la esquina
  • Los componentes deben organizarse en una arquitectura.

Polymer en producción

Durante el evento fueron numerosos los ejemplos de lo que se está haciendo con Polymer y como estas empresas lo usan en aplicaciones en producción. Destacaron dos: una gran entidad financiera con colores azules, que aunque no se mencionó su nombre todos sabíamos quienes eran, y otra que me dejó impresionado por lo ingeniosa de una solución a un problema concreto.

[teaser img=”https://www.adictosaltrabajo.com/wp-content/uploads/2016/10/wow_room_800x450.jpg”]
Foto publicada en un artículo sobre el WOW Room del Instituto de Empresa
[/teaser]

Victor Sánchez nos contó como su startup SyncRTC había montado un videowall de 45 m2 para el Instituto de Empresa, para que un profesor se pusiera en video conferencia simultáneamente con todos sus alumnos, y la clase fuera online. Cada componente donde se veía la cara del alumno en tiempo real es un WebComponent basado en el estándar de WebRTC. Todos los componentes orquestados, con las opciones de votación, de tiempos de participación, etc… se representaban en la aplicación. Me pareció un uso genial de la tecnología de WebComponentes aplicados a solucionar un problema concreto.

Polymer 2.0 bajo el capó.

Rob Dodson nos presentó como la nueva versión de Polymer 2.0 sigue la especificación v1, y nos acerca algo más al código vainilla. A lo largo del evento, fueron varios los ponentes que dejaron caer la idea de que según se avance en la implementación del estándar por parte de los navegadores, irá haciendo cada vez menos falta Polymer, llegando incluso algún día a ser totalmente innecesario. Pero hoy por hoy, nos aporta muchas ventajas. Para diciembre/enero podremos disfrutar de la nueva versión de Polymer 2.0 que ya se está cociendo, y que dará lugar a componentes más ligeros.

Arquitectura de componentes

Cada componente por sí sólo es una entidad, que debe ser agnóstica de dónde está contenida, pero que hay que proveerla de los mecanismos para poder recibir entradas desde fuera, y que está se comunique desde dentro.

Con los WebComponents se recomienda que la comunicación fuera-dentro se haga mediante una propiedad, mientras que de dentro-fuera con un evento. Pero estos WC tienen que relacionarse y cohesionarse de una forma lógica. Aquí es donde los patrones de diseño vienen una vez más a solucionar problemas clásicos.

Javier Vélez Reyes sentó cátedra proponiéndonos una arquitectura basada en componentes, muchos de los cuales no tenía representación gráfica, y cómo se relacionan entre sí. Esperaba su charla con mucho interés y no me defraudó. En esta ocasión, no se limitó a tener sus pensamientos abstractos en el platónico mundo de las ideas, si no que nos contó como lo estaba trayendo al mundo de las cosas pasando del racionalismo al que nos tiene acostumbrados a un ejercicio meramente empírico, que la verdad, tenía muy buena pinta.

En resumen

Evidentemente se quedan muchas cosas en el tintero, pero un simple artículo no da para todas las charlas que allí se dieron: se habló de rendimiento y de cómo mejorarlo, de accesibilidad y componentes, aplicaciones offline first usando PounchDB cuyo concepto me encantó, y el uso de Polymer en combinación con Firebase.

La charla de mi compañero Rubén Aguilera de que Angular 2.0 con Polymer mejor, y viceversa, fue una demostración de como alguien es capaz de dar una charla en directo y picar código a la vez. Y aunque compartimos tesis y puntos de vista, no por ser conocida por mi su exposición de argumentos, deja de ser una excepcional participación, de la que espero muchas personas hayan extraído un aprendizaje.

Son muchos los temas tratados, y ahora quedan unas ganas locas de experimentar con lo aprendido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here