Comentando el libro: «El viaje a la felicidad. Nuevas claves científicas» de Eduardo Punset

0
7174

Me he animado a leer esta obra porque supongo que hasta para ser feliz, hay que estudiar.

He tenido un pequeño probrema: Normalmente, doblo una esquina de la hoja que me ha parecido interesante del libro que estoy leyento. Cuando he terminado este, tenía como la mitad del libro doblado. Desde luego me ha parecido tan bueno como los mejores capítulos de redes en televisión.

No voy a resumir el libro sino solamente a remarcar cosas que me han parecido interesantes (metiendo la tijera) y «como yo las he entendido e interpreto». Os recomiendo leerlo para que vosotros tambien le deis vuestra interpretación:

Alla voy:

Los seres humanos hasta hace poco vivíamos menos de 40 años por los que los recursos destinados a mantenimiento en el organismo no están desarrollados. Es más, socialmente no estamos preparados para esos 40 años de más que viven muchos. En la antiguedad la felicidad estaba reservada para despues de la muerte.

El flujo de la felicidad tiene un patrón de obsesiones sucesivas y apuntan hacia algo intangible. Ya ley en otro libro que si quieres que una empresa prospere tiene que haber una idea intangible e inalcanzable que mueva los interes… (otra vez más casan cosas de distinto eruditos).

Lo que produce el placer no es tanto la obtención de la meta como la busqueda por eso dice que «la felicidad está escondida en la sala de espera de la felicidad». La adquisición compusiva (ir de compras) da una satisfacción instantanea pero pronto llega la insatisfacción (y la casa llena de porquerías).

Esto es para reflexionar: Hay que colocarse por delante de las masas pero no demasiado porque sino te encontratás solo y gesticulando. Tambien hay que pararse a meditar porque la mayoría de las parejas se desmoronan por falta de atención a detalles banales.

Cualquier búsqueda de la felicidad basada en dinero, trabajo, etnia o salud, está condenada al fracaso. La acerca más a la ausencia de miedo.

Habla de un experimento en el que un profesor solicita a los alumnos que hablen de la catastrofe del Columbia. Al año les pide repetir en mismo ejercicio. Los resultados son distintos, lo que explique que nuestra memoria no es como la de un ordenador …. cambia.

Justifica que la se creía la decisión de un jurado debería ser más imparcial que la de un juez, cuando se ha demostrado que es justo lo contrario. Las masas dan mucho miedito.

Habla de que los ideales de belleza no han cambiado tanto en milenios aunque los artistas han reflejado sus gustos particulares.

Las pasiones tienen fisiológcamente más peso que la razón porque las conexiones neuronales de cortex a la amigdala están más desarrolladas que en sentido contrario.

Comenta que las personas somos capaces de sufrir los mismos traumas (estrés) recordando o imaginando una situación traumática que si la vivieramos (yo cuando veo una lesión de un deportista me todo la rodilla que me rompí). Esta frase de Albert Schwaitzer es grandiosa: «La felicidad no es más que una mala memoria y una buena salud»

Habla del experimento de Selidan donde un raton tenía la posibilidad de anular una descarga electrica y otros no. Los que no la tenían murieron de estrés. Punset sugiere que busquemos trabajos donde tengamos una palanca de control. Ya me lo dijo un amigo que cuando eres empresario es muy difícil que vuelvas a trabajar para nadie … es que es uno de los pocos modos de tener la palanca de control (que no significa tener todo el control).

Otro experimento con un gato enseña que si el gato no es obsevado (interrelación) no tratará de buscar la solución del problema. Si has visto la película Soy Leyenda ¿tendría sentido acumular riqueza, ropa de marca o posesiones si estás solo?

Habla del experimento del prisionero (actuación egoista) y de un lagarto de la especie stanburiana donde sobreviven tres variedades: Los monógamos, los poligamos agresivos y los infoltrados que se parecen a las hembras. Los tres coexisten pero no sería posible que lo hicieran solo dos.

Habla del modelo educativo absurdo que tenemos, basado en la competición y no en la colaboración, donde se pretende que todo los niños de una edad se desarrollen igual. Ya os digo (aunque suene pedante) que tenía problemas graves de déficid de atención porque me enseñaron en mi casa a hacer raices cuadradas cuando en el cole me enseñaban a multiplicar…. y me aburria cantidad esperando a los demás.

Por debajo de unos niveles de renta, el dinero da la felicidad. Más alla de esto, no es una garantía o puede ser causa de lo contrario. Los ingresos estimados para ser feliz autentan con los reales.

Afirma que hay una gran cantidad de enfermedades que son mucho más comunes entre la gente más pobre aunque tenga libre acceso a la medicina afirmando que «el estatus socio-económico condiciona irreversiblemente la salud». Irreversible porque un pobre que se haga rico será propenso a esas enfermedades (hace referencia a un estudio llamado las heridas secretas de la pobreza).

Se mete en unos fregaos interesantes entre lineas afirmando que : La foto de las islas Azores es evolutivamente lo que más convenía a España o «el abuso mental» que los padres impongan incondicionalmente la religión a los hijos.

Habla de que los estudiantes de empresariales son los más tramposo en la teoría de juegos (vaya tela).

Interesante es que el arte activa los centros de placer (desde que descubrí tocar música estoy provando un montón de instrumentos). Ver bailar (o artes marciales) nos permite experimentar el movimiento mentalmente sin las limitaciones de nuestro cuerpo.

Bueno lo dejo aquí sin comentar otros aspectos estructurales ….. es de los libros que más me ha gustado en mucho tiempo…. os invito a leerlo lentamente.

Desde luego envidio a Eduardo Punset …. en su camino de busqueda del conocimiento rodeándose de los genios de nuestra época. Hay que darle las gracias por poner parte de esa genialidad a nuestro alcance.

Eduardo, de mayor quiero ser como tú.

Enlaces de interes:



Cómpralo en Casa del Libro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here