Cómo alcanzar el éxito en el sector de la informática.

Cómo alcanzar el éxito en el sector de la informática.


Mucha gente me pregunta de qué va el nuevo libro que estoy escribiendo. El primero, Informática profesional, las reglas no escritas para triunfar en la empresa, aunque parezca algo contradictorio, es la escritura de ciertas reglas para ganar visión sobre como creo que funciona el mundo de la empresa en el sector de la informática. Como siempre una visión personal y como siempre tan válida como cualquier otra.

Ahora bien, la editorial me dijo que casi todo lo que se cuenta, quitando elementos específicos, vale para casi cualquier profesión y, en vez de quitar cosas, me he animado a empezar otro un poquito menos técnico y esperemos que mejor estructurado.

Va a hablar sobre cómo evoluciona la carrera profesional de una persona y cómo alcanzar el éxito.

Pero ¿qué es alcanzar el éxito en esta sociedad? ¿Qué es alcanzar el éxito en la empresa? Son cosas que seguro que significan cosas muy distintas para mucha gente:

  • Trabajar para vivir y no vivir para trabajar.
  • Equilibrio entre la vida laboral y personal.
  • Ganar mucho dinero.
  • Ser relevante y/o famoso.

Bueno, no voy a ser políticamente correcto y os lo voy a presentar de otro modo: ¿Habéis visto la película Troya (en la que aparece Brad Pit)? Decidme los nombre y roles de las personas que recordáis.

Seguro que de:

  • Aquiles, el mejor técnico rodeado por sus fieros guerreros. Hector en el otro bando. Tiene devotos admiradores.
  • El aprendiz de Aquiles, Patroclo.
  • Agamenón, el rey/señor poderoso. En contraposición está Priamo de Troya.
  • Elena, la que estaba muy buena. Paris, estaba bueno y tenía pasta: el hijo del rey.

Entonces, aparte de que tus padres sean ricos y/o ser especialmente bell@, que te podrás ganar la vida de modelo (o dar un pelotazo), podremos resumir que hay dos categorías fundamentales en los enumerados anteriormente:

  • O eres especialmente hábil técnicamente y alguien está dispuesto a reclamar tus habilidades al coste que sea.
  • O eres el dirigente de mucha gente y gestionas un grupo u organización que genera muchos beneficios.

Entonces, viendo la serie de televisión “Los pilares de la tierra” se me ha ocurrido un modo bastante gráfico para representar como se alcanza el éxito en una organización.
Estaremos de acuerdo, que sin unos buenos cimientos, no se llega a ningún sitio. Pero, como leí en el libro “Piensa, es fácil”: La universidad es el rompehielos, pero los osos hay que salir a cazarlos.

Los idiomas son fundamentales. La única vez que me rechazaron en un trabajo que deseaba fue por mi nivel de inglés. Si no tienes una carrera (superior mejor) si algún día quieres aspirar a un puesto relevante… lo mismo es un impedimento.

Inicialmente, tu puesto será técnico ¿o quieres ser ya jefe o un líder técnico el primer día?. Es más, casi seguro que no tienes ni idea si te gusta más realizar labores técnicas o de gestión. En nuestro mundo informático, lo mismo no sabes si te gustan más las redes, los sistemas o programar. Incluso si nada de eso te llama y te gustan más las labores comerciales.

En algunas entrevistas que hacemos en Autentia, te quedas sorprendido porque hay gente que te dice que: “Yo ya he estudiado mucho en la carrera y lo que quiero ahora es un trabajo donde no tenga que estudiar”. Pobre diablo, si has elegido una profesión de conocimiento… creo que te has equivocado.

Aunque no tiene por qué ser pronto, bien estarás más ligado a labores de gestión sobre personas o bien destacarás por tu conocimiento/ejecución.

Inicialmente, si eres una persona responsable y/o con un liderazgo natural (por desgracia muchas veces es por suerte), te empezarán a asignar gente a tu cargo y te convertirás en un jefe de grupo de facto, la mayoría de las veces, sin reconocimiento oficial.

Si tu camino es técnico, posiblemente tengas más capacidad y/o interés que otros y empiecen a venir compañeros a consultarte. Es hasta posible que no sean ni de tu propia organización, con la presencia de internet.

En cualquiera de los casos, según avances, necesitarás contrafuertes que soporten esta nueva situación. Tendrás que estudiar y fijarte. Podríamos decir que en un caso te van a medir por la cantidad de gente que gestionas y el éxito de tus proyectos y el en otro (técnico) por lo relevante que es tu conocimiento para los demás, la gente que te consulta o avale tu expertís. Si sí, si como técnico nadie sabe que eres bueno pues tienes poco futuro. Tendrás que aprender un poquito de marketing personal.

Los contrafuertes sin cimientos, se hunden en el barro.

Al cabo del tiempo, el perfil gestor, acabará asumiendo la jefatura de proyectos, participando en su valoración y tendrá a su cargo gente más formalmente.
El técnico, asumirá la responsabilidad ya no solo de la ejecución sino del diseño. Incluso será consultado para la valoración. Aquí es cuando muchos se empiezan a equivocar. Se encierran en su mundo creando sus propias reglas ficticias sobre el mundo de la empresa y los negocios. Descuidan el aspecto (políticamente correcto), las formas con su organización (negarse a reportar/planificar), con sus compañeros (maltratándolos por no tener su competencia), no haciendo público su conocimiento.

Pretender asumir de nuevo mayor responsabilidad sin contrafuertes ni cimientos, tampoco vale de mucho. Los contrafuertes serán de nuevo la gente que te consulta (técnico) o que diriges (gestor) y los cimientos serán nuevos conocimientos y habilidades que tendrás que adquirir.

En la rama de gestión, al final acaba convergiendo el marketing, la parte comercial, recursos humanos, control de gestión. Acabas terminando de gerente de un área con gran responsabilidad sobre personas.
En la rama técnica, te conviertes en un referente que es consultado por la dirección para labores estratégicas, apoyo técnico a la venta o resolviendo situaciones complejas que requieren gran habilidad y/o conocimiento profundo.

Muchos técnicos se preguntan ¿es que para estar valorado en mi organización y ganar más tengo que ser un gestor? No necesariamente si tienes la visión suficiente para proyectar un valor. Eso sí, estos puestos serán pocos e incluso tendrás que inventarlos. De nuevo, sin ciertas habilidades sociales y sin querer entender el contexto, las cosas no funcionan.

Otra vez hay que asentar cimientos con nueva formación, cada vez más especializada y costosa. Los gestores deberán estudiar Master y similares. Los técnicos tendrán que acudir a conferencias, cursos o auto-formarse de la red. En cualquiera de los dos casos, sin una red de gente que hace de contrafuerte, la estructura no es estable.

Puedes hasta cuantitativamente hacerte una idea de esos contrafuertes visitando los perfiles de la gente en redes sociales como Twitter y Linkedin. Si te crees un gurú y te siguen 4 gatos en tu pueblo y no te conoce nadie, pues difícil es que puedan requerir tus servicios y garantizar tu continuidad… todo ha cambiado mucho.

Posteriormente, los roles técnicos se dedicarán a ser conferenciantes reclamados como gurús o visionarios. Normalmente definirán las tendencias siendo parte de ellas. Los gerentes acabarán de altos directivos o de máximos dirigentes. En función del tamaño de la torre, contrafuertes y cimientos, habrá más éxito o menos. Puede ser local, puede ser regional, puede ser nacional o internacional pero… con internet, todo termina siendo global.

Hay mucha gente que descuida los cimientos teniendo grandes contrafuertes. Entran en el círculo de la comodidad.

Esto no es tan lineal y puede que, sobre todo al principio, haya saltos de un puesto a otro. Incluso arriba del todo también. Pongan a un gurú en un consejo asesor para salvar una situación.

De todos modos recordar, una catedral, tarda en hacerse muchos años, muchas se quedan a medias y requieren mantenimiento. sino, se caen. Eso sí, cuanto más grandes son, con pilares más fuertes, desde más lejos se ven y más años duran.

Bueno, espero que esta visión “industrial” de la evolución de un informático os sea de ayuda. No tiene que explicar todos los casos pero me da que la mayoría, si.

Un gurú técnico no tiene porqué gestionar personas pero casi seguro es un auto-empleado y por lo tanto un “emprendedor/empresario”.
Uno no se hace gurú: lo hacen sus seguidores.
Encontrarás a Aquiles si buscas a sus “Mirmidones”. El líder astuto no se rodea de torpes.