Sobre el IBM Model-M y otros teclados mecánicos

En este post hacemos un repaso a esos dispositivos que conectan nuestro cerebro con el del ordenador: los teclados y en particular a los teclados mecánicos.

Índice de contenidos


1. Introducción

En Autentia soy conocido, entre otras rarezas personales, por mi afición a los teclados mecánicos, especialmente desde que el primer día que me incorporé a la empresa: entré por la puerta con un teclado Cherry de generosas dimensiones, dando la nota (desafinada según algunos) en una oficina llena de ordenadores Apple Mac con sus minimalistas teclados para usuarios “refinados” y de oído sensible.

Al final tuve que retirar de circulación mi teclado mecánico porque el escándalo en un ambiente tan silencioso era evidente, no sin antes ganarme una fama que llevo con orgullo y una ilustración de aquel momento por TaleByTale :).

1

Al menos en mi casa no tengo (casi) ninguna queja del teclado y su particular traqueteo, así que es único lugar en el que puedo disfrutar de este tipo de periféricos… Y tanto lo disfruto que me he decidido a preparar esta entrada en la que intentaré transmitir mi pasión por los teclados mecánicos.


2. ¿Por qué pienso (yo) que son importantes los teclados mecánicos?

Si te dedicas profesionalmente a alguna actividad o al menos pasas la mayor parte del día haciéndola, es importante que utilices las herramientas adecuadas: lo último que tiene que hacer una herramienta es condicionarte para mal y hacerte sufrir.

Algunos ejemplos que se me pasan por la cabeza:

  • En un taller de coches no verás llaves de poca calidad que se pueden mellar o tener poca durabilidad.
  • Si eres aficionado al bricolaje y te gusta trabajar con buen material, seguramente te decantes por un taladro de Bosch de color verde pino, pero los profesionales utilizan la serie verde turquesa de Bosch que seguro que no has visto en tu tienda de bricolage favorita.
  • O un guitarrista profesional no utiliza una guitarra de marca Sonora de 100€ sino una Gibson “made in USA” de 3000€. No sólo porque suena bien (las de 500€ también suenan estupendamente), pero hay cosas que sólo una Gibson te puede transmitir y eso influye en el modo de tocar.

Te aseguro que un profesional de otra profesión no duda a la hora de qué material comprar. Es lo mismo que nos sucede en Autentia con los equipos que utilizamos: MacBook Pro tope de gama y Monitores de 27 pulgadas con resolución 4k…

Pero seguro que estarás pensando que la informática es otro tema. Vale, puedes usar más memoria, procesadores más rápidos o discos duros SSD y pantalla más grande, y eso tiene un impacto directo y demostrado en el rendimiento… pero ¿tan importante es el teclado?

Bueno, no digo que disponer de un teclado mecánico sea un tema vital, pero si te ayuda a estar más cómodo y agusto, deberías tenerlo en cuenta. Cuando empiezo a programar en un ordenador con un teclado al que no me siento acostumbrado me invade una gran frustración que no me permite concentrarme en lo que estoy escribiendo. Y a veces esta sensación no se me va nunca: no me acostumbro al teclado.

El desarrollo de software es una profesión puramente intelectual y creativa (más que puramente, tremendamente creativa diría mejor) y por definición es complicado establecer una métrica de cuánto influye cualquier factor sobre la creatividad de tus ideas. ¿Cómo se mide la creatividad? ¿Cómo se aisla de otros factores?

Hace poco leí y comenté para este portal el libro de Nicolas Carr: ¿Qué está haciendo internet a nuestras mentes?. Una de las cosas que me llamó la atención fue el impacto que le atribuía a las herramientas en el proceso creativo. Así, muchos escritores de libros suelen utilizar máquinas de escribir para desarrollar las primeras versiones de los textos, justo donde la creatividad es más necesaria, aunque las correcciones las hagan a ordenador. Incluso en ese libro, relata que el filósofo (¿pensador mejor?) alemán Nietzche se vio muy condicionado por la utilización de la máquina de escribir. Aquí tienes más información en un blog que he encontrado sobre el tema http://www.papelenblanco.com/creacion/la-maquina-de-escribir-que-se-compro-nietzsche-o-como-cambia-nuestra-escritura-cuando-usamos-un-ordenador-i

¿Y todo esto para justificarme por usar teclados mecánicos? Seguramente sí. No creo que nadie programe mejor ni peor por usar o no teclados mecánicos. Simplemente es una cuestión de estar a gusto escribiendo en el ordenador. Si no encuentras ninguna mejora por usar un teclado mecánico y estás más a gusto con tu teclado slim, te respeto y sobre todo te envidio porque al final uno se acaba gastando más dinero del que debiera en estos artilugios y montando más escándalo del que debiera 🙂


3. ¿Qué diferencia a un teclado mecánico de un teclado normal?


3.1. Teclados Normales (de membrana)

Normalmente los teclados son “de membrana”, es decir: debajo de cada tecla hay una membrana de goma que pone en contacto dos electrodos cuando se pulsa con suficiente presión. No suele haber elementos mecánicos y las teclas vuelven a subir por efecto de esta membrana gomosa.

Por tanto tienen un tacto gomoso y lineal, es decir, la presión que se necesita ejercer es la misma a lo largo del recorrido de toda la tecla. Es decir, el mecanismo de las maquinitas a pilas de videojuegos que hemos tenidos todos desde niños.

2

El mecanismo de membrana es más barato y sencillo (suele ser una gran membrana para todo el teclado con actuadores por cada tecla) y por eso es el más empleado en la mayoría de los teclados. También es cierto que ocupa menos espacio, sobre todo vertical, lo que permite desarrollar teclados de tipo “slim” que tan famosos son hoy en día desde la popularización de los portátiles, y que se han transmitido a los sobremesa.

Pero este mecanismo tiene un inconveniente: es menos resistente. La razón es sencilla: la membrana de goma, con el uso pierde cualidades al ser deformada tantas veces a través de las pulsaciones, deteriorándose su tacto e incluso rompiéndose. Esto es algo que he podido experimentar en más de una ocasión: trabajar con un teclado durante un par de años y coger el mismo teclado de un ordenador servidor que no utiliza nadie y ver una diferencia abismal en el tacto… a peor para el más usado claro. O ver cómo después de unos cuantos años la tecla del espacio comienza a dejar de funcionar y hay que pulsarla con más fuerza.

Esto es una pena porque he tenido teclados con los que me he sentido muy a gusto, que al cabo de los años estaban para tirar, y el fabricante ya los había dejado de fabricar. De hecho, probé mi primer teclado mecánico ante la frustración de no volver a encontrar un teclado que me encantaba y ya había desgastado.

¡Por cierto!, los teclados de los Apple actuales, que no son nada baratos, también entran dentro de esta categoría de teclados de membrana, aunque seguramente sean de mayor calidad que cualquier teclado de 12€ (o no… es sólo una suposición). Aquí te dejo algunos enlaces a artículos con fotos de los teclados Apple (los portátiles tienen los mismos mecanismos de membranda):


3.2. Teclados Mecánicos

Los teclados mecánicos, por el contrario, tienen un sistema independiente por cada tecla, que esta formado por algún tipo de artilugio mecánico (obviamente) que se encarga de ceder a medida que presionamos la tecla y de subirla de nuevo al terminar la pulsación: muelles o placas de metal. No se trata de una goma que vuelve a su sitio.

La ventaja en este caso de los mecanismos metálicos es que se pueden diseñar teclas que permitan diferentes tipos de intensidad en la presión a lo largo de su desplazamiento, con unos recorridos no lineales (suave al principio y algo maś resistente al final) y también se pueden incluir el típico “click” que nos indica que la tecla ha sido pulsada.

De este modo los teclados mecánicos están ajustados para ser más agradables al tacto, incluso más suaves que los de membrana, y que nos proporciona más información al sentido del tacto sobre si la tecla ha sido pulsada o no. Todo redunda en una mejor experiencia a la hora de usar el teclado.

3

Desafortunadamente los mecanismos de los teclados mecánicos, al llevar tantos componentes físicos son más “altos”, por lo que únicamente se pueden emplear en teclados de tipo alto, es decir, los teclados “grandes” de toda la vida: nada de teclados de portátiles o teclados de tipo slim (como los mac) que tan de moda están ahora. Es cierto que Cherry tiene una variedad para teclas slim, pero no parece tener mucho éxito.

Por el contrario, los teclados mecánicos son prácticamente “eternos” porque sus mecanismos son mucho más resistentes: los muelles no pierden propiedades con el tiempo a esos niveles de presión, y están probados para entornos profesionales. Así que en unos años, por mucho que uses tu teclado mecánico, seguramente siga teniendo el mismo tacto agradable, al contrario que los teclados de membrana.


4. ¿Qué teclados mecánicos podemos encontrar hoy en día?

Desde la aparición y popularización de los teclados de membrana, los teclados mecánicos han quedado reducidos al ámbito profesional. Pero no me estoy refiriendo al ámbito profesional de oficina o de informática, sino de profesiones en las que se les va a dar un uso digamos “fuerte”.

Es normal que encontremos teclados mecánicos adosados a maquinaria de coste elevado y que necesitan un gran rendimiento y no pueden fallar: cajas registradoras de supermercado, maquinaria industrial que se maneja a través de un ordenador; incluso los he llegado a ver en entornos médicos… aunque también, si te rascas el bolsillo podrás tener tu propio teclado mecánico aunque sea para jugar al Call of Dutty.

Ante una demanda relativamente escasa es normal encontrarse un mercado monopolizado: al resto de marcas no les interesa competir en un mercado tan residual. En este caso el fabricante más importante es Cherry (oficialmente ZF Electronics GmbH), que fabrican teclados desde 1967, y que como no podría ser de otro modo son alemanes (les encantan las cosas relacionadas con el trabajo).

Pero no pienses que tienes que comprar un teclado Cherry para tener un teclado mecánico: afortunadamente Cherry fabrica los mecanismos de cada una de las teclas, así que cualquier otro fabricante puede incorporarlos en sus teclados. Esto nos da una gran variedad de teclados diferentes que emplean sus exitosos y más que probados mecanismos.

6

Imagen por: https://deskthority.net/wiki/User:Daniel_beardsmore

Entonces un teclado mecánico emplea (salvo contadísimas excepciones) actuadores o mecanismos Cherry MX y luego se le añaden características a gusto del consumidor como:

  • Diferentes layouts a la moda con decoraciones específicas.
  • Carcasas de teclas de mejor calidad.
  • Iluminación (incluso en colores controlable por cada tecla.)
  • Teclas de funciones específicas: multimedia, para videojuegos programables…

Pero lo importante son los mecanismos. En esta página por ejemplo describen con detalle los tipos de mecanismos:https://deskthority.net/wiki/Cherry_MX, o en esta otra http://www.wasdkeyboards.com/mechanical-keyboard-guide puedes encontrar las gráficas de Fuerza VS Recorrido para que te hagas una idea de las características de cada modelo de switch. Vamos a ver los principales:

  • Cherry MX Blue: son mis favoritos para teclear, pero seguramente los más escandalosos si no estás solo en la habitación. Son muy ligeros (50g) y hacen “click” (feedback sonoro y táctil), notando a mitad de la pulsación que ésta se ha realizado. Hay gente que opina que son demasiado blandos.
  • Cherry MX Brown: son los sustitutos silenciosos de los blue, ya que son muy ligeros también (45g) pero no tienen el efecto clicky que tanto gusta (al menos a mí).
  • Cherry MX Black: son completamente lineales, lo que les hace bastante parecidos a un teclado de membrana. Son algo más duros que los Blue, con una fuerza de unos 60 gramos para su activación, y eso se nota. Por el contrario no hacen ruido.
  • Cherry MX Red: la versión ligera de los Black: muy ligeros, sólo 45 gramos para activarlos pero no tienen feedback sonoro. Especiales para videojuegos, ya que también son lineales.
  • Cherry Mx Green: los más duros (80 gramos) pero a la vez hacen ruido (clicky).

Así que tienes una buena variedad para elegir. Si tienes duda acerca de qué tipo de mecanismo es el que más se adapta a tus necesidades, siempre puedes comprar un kit de muestra que incluye los 6 tipos principales de switches de Cherry MX por unos 15€. Por ejemplo aquí: http://www.wasdkeyboards.com/index.php/products/sampler-kit/wasd-6-key-cherry-mx-switch-tester.html

5



5. Algunos Teclados Mecánicos Interesantes

Ahora que ya te he explicado que los teclados mecánicos que nos vamos a encontrar están formados por los mecanismos de Cherry MX que elijamos, vamos a ver algunos de los teclados mecánicos más conocidos.

Podemos dividir en dos conjuntos: los teclados para desarrolladores y los teclados para gammers, que últimamente están pasándose al mundo mecánico con productos cada vez más avanzados. Algunos de los más conocidos.

  • Cherry G80-3000: es la implementación básica de teclado de la propia Cherry. Yo tengo dos: uno con Cherry MX Blue y otro con Cherry MX Black, ambos extendidos (el único que hay).

    Se trata de un teclado de construcción barata con lo justo para poder poner los actuadores Cherry MX: por no tener no tiene ni tornillos (encaja con pestañas). Es el teclado mecánico más económico que se puede comprar… eso sí, es complicado de localizar a buen precio dependiendo del país.

    Mis dos ejemplares los tuve que adquirir a través de eBay en Alemania y me costaron entre 50 y 60 € más gastos de envío (sí, tengo las teclas en alemán… ¿qué más da?). No tiene ningún alarde de diseño ni teclas especiales multimedia ni nada destacado, pero es un buen teclado. Si te decides a comprar unos, asegúrate, mirando el código que acompaña al “g80-3000” de que lleva el color de mecanismos Cherry MX que quieres. Aquí puedes ver los dos míos:

    7

    Y aquí la prueba del mecanismo de tipo Cherry MX Blue:

    8

  • Das Keyboard : son teclados mecánicos de alta calidad de construcción… y bastante elitistas. Llevan bastante tiempo en un mercado muy especializado y son famosos por vender versiones sin serigrafiado en las teclas (todas las teclas iguales, indistinguibles). Tiene versiones con los mecanismos más demandados (blue, brown…), extendidas y compactos, y como ahora está de moda, también teclados para gammers, con más teclas de función y decorados. Eso sí, a partir de los 130$.

    9

  • Filco: otros clásicos dentro de este mundo. A partr de más de unos 120€. Tienen versiones compactas que son muy apreciadas porque ocupan el espacio mínimo e imprescindible para las teclas mínimas y nada más (teclado de portátil), como el Filco Majestouch Minila (http://www.keyboardco.com/keyboard/majestouch-minila-mechanical-keyboards.asp

    10

  • Razer: que se sube al carro de los teclados mecánicos con los conocidos BlackWidow, que son todo lo que un gammer puede esperar: utilizan los Cherry MX Red, Blue o Green, dependiendo del modelo y están orientados a gamming. Sobre todo destacan por las teclas de acceso directo y por poser una retroiluminación (modelo Chroma) que permite iluminar las teclas de cualquier color. Además tienen sus propios interruptores, similares a los Cherry MX pero con otras características propias.

    11

  • Otros: la lista es muy extensa y cada día hay más marcas que se suben al carro de los teclados mecánicos. Por ejemplo Logitech ahora está sacando versiones de gama alta con mecanismos mecánicos (G910), luces y multitud de accesos directos; Cooler Master; Ducky Shine…

  • 12

    12b



6. Algunos Accesorios para Teclados Mecánicos


6.1. Teclas personalizadas

Una de las cosas más interesantes de los teclados mecánicos es que las fundas de las teclas (las keycaps) son intercambiables. Es decir, todas las teclas tienen que acoplarse al mecanismo de los Cherry MX (tiene que encajar). Así, hay empresas que se dedican a vender teclas para dar un aire más personalizado a tu teclado. Aquí puedes ver algunas de http://www.keypop.net/

13

14



6.2. Aros silenciadores de impactos

Otro accesorio que puede venir bien para tus compañeros que sufren el tormento de escucharte teclear con ese martillo neumático a USB, son las gomas que mitigan los impactos de las teclas al final del recorrido de la pulsación. Se trata de unos aritos de goma o silicona que se ponen debajo de cada una de las teclas.

No son muy caros y son fáciles de poner, aunque en mi experiencia le quitan un poco de tacto al teclado, haciendo que sea más gomoso en el impacto final, aunque no interfiere excesivamente en la pulsación: los clicks siguen sonando, pero se elimina el golpe de la tecla al final del mecanismo, que no es poco ruido.

Por 15$ más gastos de envío, en el siguiente enlace puedes conseguir 125 piezas de estas anillas para un teclado con Cherry MX: http://www.wasdkeyboards.com/index.php/products/keyboard-accessories/cherry-mx-rubber-o-ring-switch-dampeners-125pcs.html. Seguro que en eBay o en otros lugares las puedes conseguir más baratas. Se acoplan a cualquier teclado con mecanismo Cherry MX.

15


7. IBM Model-M. El teclado de teclados

Pero si hay un teclado mítico dentro del mundo de los teclados mecánicos este es el Model-M de IBM. Representa lo que una Harley Davidson al mundo de las motos o lo que es un Ford Mustang Fastback al mundo de los coches: grandes, pesados, ruidosos y muy placenteros de usar… y además es la excusa para escribir este post.

Un día Alejandro Pérez iba a deshacerse de un ejemplar que tenía desde hace mucho tiempo y que no utilizaba apenas. Conocía de mi afición por los teclados mecánicos y ya sabía quién le iba a dar un buen uso… y qué mejor forma de gradecérselo que con un post homenaje a esta joya del hardware.

Seguro que si tienes cierta edad y ves una foto del IBM Model-M dirás que en su día tuviste o trabajaste con uno, pero quizá tu memoria te esté jugando una mala pasada. En la época del Model-M casi todos los teclados tenían el mismo aspecto exterior, pero no muchos eran Model-M. En realidad muchos todos eran simples inspiraciones en membrana.



7.1. Qué hace tan especial al IBM Model-M frente a otros teclados mecánicos?

Proviene de una época en la que se buscaban hacer buenos productos para una audiencia que se los podía permitir y los apreciaba. Los ordenadores eran un artículo de lujo que poca gente podía tener y por tanto su público exigía unos acabados y prestaciones a la altura. Se cuidaban todos los detalles, y conceptos como la obsolescencia programada o la manufactura asiática eran algo inconcebible.

No es lo mismo leerlo que vivirlo. Si te gustan las cosas bien construídas y en especial los teclados, se aprecia a primera vista la calidad del teclado. Hay algunas cosas que le diferencian de otros teclados (incluso los mecánicos modernos), como por ejemplo:

Su construcción es de otro planeta comparada con otros teclados de hoy en día: plásticos de buena calidad que hoy, más de 20 años después lucen como nuevos tras una simple limpieza con un jabón neutro. Aquí tienes una foto general y en detalle:

27

Nada que ver con los típicos Logitech y otras marcas conocidas que con el tiempo amarillean…¿por eso está de moda hacerlos de color negro?).

16

La base del chasis es una placa metálica para darle peso (casi 2 kilos) y solidez a la estructura. Se nota bastante a la hora de teclear. No es que otros teclados se muevan, pero el IBM Model-M tiene un tacto especial… no hay vibraciones al teclear: tienes la impresión de estar tecleando sobre algo muy sólido y preciso.

17

Foto por Blacke Patterson

Esto hace que sea un teclado voluminoso y pesado. Dio 1930 gramos en la báscula de la cocina :).

25

Y aquí lo tienes comparado con un generoso teclado Cherry G80, que ya de por sí es grande comparado con los teclados actuales:

26

Si mis teclados Cherry no tienen tornillos sino pestañas, este IBM Model-M directamente no tiene tornillos de cabeza de estrella sino hexagonales para una llave de tubo.

18

La apariencia una vez quitadas las teclas, en la que >se puede ver cómo los mecanismos internos están protegidos por las teclas, que actúan de tapón. Es imposible que caiga suciedad o líquidos dentro del mecanismo si las teclas están puestas. Además el plástico es de gran calidad. Los mecanismos están adheridos al chasis inferior.

19

O que las teclas estén divididas en dos partes: la propia tecla exterior que está en contacto con los dedos y la que contiene la parte que está en contacto con el mecanimo interior. La serigrafía también es de muy alta calidad y resistencia, y en todo este tiempo y uso que tiene este teclado no se ha visto ningún tipo de desgaste.

20

Desafortunadamente no tiene tecla “Win” o “Mac”, ya que es anterior a éstos, lo que hoy en día se soluciona con cualquier tipo de programa de mapeo de teclas. Lo habitual es cambiar el bloqueo mayúsculas que apenas se usa por esta tecla. Fácil solución.

Otro detalle curioso es que la barra espaciadora tiene una especie de conexión que parece hacer de anclaje antiestático (eso me parece, no encuentro otra explicación).

21

Finalmente, este ejemplar de 1993 tiene el cable extraíble PS/2, conectándose a través de una especie de conector telefónico o ethernet. Es curiso que se trata de un cable de tipo telefónico de unos 4 metros de longitud. Seguramente en aquella época las CPU se colocaban bastante lejos. Tengo el recuerdo de que los cables de conexión de los monitores tamién eran bastante largos.

22

¡Ah! Y la etiqueta que indica el modelo y que está manufacturado en “United Kingdom”… de cuando las cosas se hacían bien…

23



7.2. El mecanismo

No esperes que el teclado de IBM lleve los actuadores Cherry MX… Es un teclado que comenzó a fabricarse en 1984 y cuyos mecanismos provienen de otros modelos anteriores de IBM que datan de 1981.

Se trata del mecanismo “Buckling Spring”. Consiste en un muelle de cierta longitud por cada una de las teclas, que al ser presionado y doblarse, choca contra las paredes entre las que está encerrado (como un cilindro) y no le queda más remedio que traspasar la fuerza de la pulsación a una placa metálica inferior que percibe la pulsación. Así se consigue que la depresión de la tecla se lleve a cabo en dos fases: una suave en la que el muelle se dobla y no comprime, y otra en la que al no poder doblarse más, se comprime y pasa la fuerza a la placa. El resultado es un mecanismo de tacto característico y muy agradable de teclear. En la entrada de la Wikipedia tienes unos esquemas muy claros sobre estas fases (pulsa en la imagen para ver el Gif animado):

Bucklingspring-animation-300ms

Como el paso del tiempo se ha encargado de demostrar, es un mecanismo agradable, fiable y resistente. A día de hoy, los que han sabido conservar los teclados IBM Model-M los siguen utilizando sin pérdida en prestaciones. Desde luego que otros teclados no han soportado este ritmo.



7.3. Interfaz PS/2

Una de las malas noticias si usas un teclado de este tipo es que, al ser antiguos, no están preparados para USB. Tendrás que adquirir un interfaz adecuado. Hay de dos tipos:

  • 1. Conexión directa: que hacen corresponder cada pin de PS/2 a cada pin de USB. Por tanto son como cables sin ningún procesamiento. Para ello el teclado o periférico correspondiente tiene que estar preparado. Este no nos vale para nada.
  • 2. Adaptador: que además de conectar los dispositivos, realiza un procesamiento de conversión. Es el apto para este tipo de necesidades en la que el teclado o periférico no es consciente de que va a ser conectado a un USB.

En mi caso me decanté por uno de la empresa StarTech que está preparado especialmente para estos teclados viejos. Tranquilo, vale poco más de 10€ en Amazon: StarTech.com USB to PS2 Keyboard and Mouse Adapter, male/female, Negro, Any Windows

24

Por cierto, he leído que los teclados PS/2 son además cotizados por los gammers porque soportan varias pulsaciones simultáneas de teclas, aprovechan a combinar diferentes tipos de switch y soportan mayor estrés , algo en los que los teclados de membrana están más limitados. No obstante, este Model-M solamente reconoce dos teclas a la vez.



7.4. Partes negativas

Entre tanta alabanza hay que ser un poco objetivo y citar algunas cosas que debes tener en cuenta, aunque sólo sea por mejorar la credibilidad de este post:

1. El sonido: es el gran “pero” de los teclados mecánicos, y por lo cual te odiarán en tu empresa si te lo llevas a la oficina. O por el cual despertarás a tus vecinos si te pones a programar de madrugada.

¿Que si suena mucho? La verdad es que Youtube está plagado de vídeos de gente tecleando con sus Model-M, así que te puedes hacer una idea por ti mismo de lo que suenan sus diferentes variedades: https://www.youtube.com/results?search_query=ibm+model+m+sound

2. Funcionalidad: es complicado conseguir una versión que tenga la tecla “win” (o “cmd” en Mac). De hecho no tengo claro que en alguno original de IBM la tuviera jamás (en aquella época el gigante azul intentaba luchar en el mercado de los sistemas operativos con OS/2 Warp). Esto se soluciona fácil con scripts en cada sistema operativo para cambiar la funcionalidad del “Caps Lock” por esa tecla. Tampoco tienen botones multimedia obviamente, como control de volumen o accesos directos… A mí no me suponen grandes problemas la verdad.

3. Estética: si te gustan las cosas vintage no hay problema, pero si eres un adolescente amante de los videojuegos pues igual suena raro. Yo como soy viejuno, me encanta tener una herramienta tan clásica y representativa conectada a un ordenador moderno.

4. Portabilidad y espacio: es grande y pesado… También los Ford Mustang V8 son complicados de conducir en calles estrechas por su anchura y longitud… pero… ¿quién quiere conducir un Mustang por ciudad? Esto es una cosa seria.



7.5. El mercado de segunda mano

¿Y dónde consigo un IBM Model-M? Quizá en su día estuvieses rodeado de ellos en las oficinas donde trabajabas o en el centro en el que estudiabas… pero ya sabemos que la informática “nos hace prisioneros” en su evolución, y la mayoría de ellos acabaron en un vertedero. Es una pena, pero seguramente fuese así.

No obstante, como has visto por sus cualidades tienen su demanda por los entusiastas de los teclados. Así que hay gente que, enterada de esta demanda, o porque saben apreciar lo bueno, o porque se lo quedaron como artículo “vintage”, tiene algunos de ellos, e incluso los han puesto a la venta.

Dependiendo del estado del teclado, modelo (los compactos sin teclado numérico son más cotizados), o de la urgencia del vendedor, los puedes encontrar desde unos 50€ hasta 400€ o más euros. Sí, se pagan cientos de euros por uno en buen estado… ¿A que ahora no tiene tanta gracia cuando los operarios de limpieza lanzaban al contenedor los viejos ordenadores IBM personales de la empresa en la que trabajabas y los cambiaban por unos nuevos Dell con teclados con controles para manejar los altavoces de plástico que venían en el pack?

La gente los compra incluso para tener piezas de repuesto, ya que se dejaron de fabricar en 1996. Y también para especular como cualquier otra inversión.

¿Dónde comprarlos?

  • El sitio por antonomasia es ebay. Tiene hasta una página específica: http://www.ebay.com/bhp/ibm-model-m
  • En clickykeyboards.com/ se dedican a restaurar teclados Model-M. Los venden por ente 85 y 250$, dependiendo si está fabricado por IBM o por alguna fábrica con licencia como Lexmark, aunque dicen que no tienen los mismos estándares de calidad que IBM…
  • O puedes comprar uno nuevo del fabricante Unicomp en pckeyboard.com por unos 80-100$. Por fuera son similares, pero dicen que no es lo mismo… no lo sé… pero seguro que mejor que uno de membrana sí que es 🙂

Ya sabes, corre al almacén de tu empresa, es posible que todavía quede alguno cubierto de polvo y puedas hacerte de oro :-). Aunque ya te aseguro que posiblemente no fuese un Model-M de verdad…



8. Conclusiones

Hemos hecho un repaso a los teclados mecánicos que existen hoy en día, viendo sus principales características e intentando justificar una pasión totalmente subjetiva. Aunque seguramente no te hagan mejor programador o mejor profesional delante del ordenador, disponer de unos medios adecuados y agradables hacen el trabajo más llevadero y quizá, sólo quizá, mejoren un poco tu creatividad.

El mercado de los teclados mecánicos actuales están copados por los mecanismos Cherry MX, que son montados por la mayoría de fabricantes. Estos mecanismos existen en diferentes variedades que le dan un tacto diferente a gusto del usuario: unos más blandos y con sonido, otros más duros, otros con menos recorrido de activación…

Por otra parte en los últimos años se está incrementando la demanda de teclados mecánicos, quizá por una corriente de “hipsterismo” o intentar diferenciarse del resto de usuarios de ordenadores ahora que la informática se han convertido en un producto de consumo. Da igual, el caso es que hay una mayor variedad en la oferta, y los precios se están comenzando a moderar. También surgen alternativas en el mundo del gamming, donde se aprecian las cualidades de tacto y durabilidad de estos aparatos.

Finalmente, hemos visto que dentro de los teclados mecánicos, destaca un viejo conocido de los años 80: el IBM Model-M. Todavía sigue siendo un teclado muy apreciado por el público especializado, y tiene su cuota en el mercado de segunda mano y restauración. En esta entrada hemos visto las características que lo hacen tan especial.


P.S. Siento que haya quedado un post tan largo y seguramente aburrido, pero es culpa de mi subconsciente que me hace escribir textos largos para que disfrute del Model-M 😉