Historia de la informática. Capítulo 58. 1981

Este año nacen dos criaturas que hoy dominan aplastantemente en sus categorías.

El IBM Personal Computer, cuya descendencia seguimos usando y TCP/IP, la familia de protocolos en el corazón de Internet. En ambos casos ha sido un triunfo de lo abierto frente a lo cerrado. Al permitir otros fabricantes en su arquitectura, IBM perdió su monopolio sobre ella, pero lanzó al PC al papel central que tiene hoy en día.

TCP/IP ha sido otro éxito de las tecnologías basadas en facilitar la comunicación a toda costa, frente a los intentos de los fabricantes de crear cotos particulares.

El PC original llevaba un procesador 8088 con velocidades de reloj contadas en megahercios, memoria inferior a un mega y disquetes. A partir de ahí, hasta el día de hoy, la carrera vertiginosa de la ley de Moore ha multiplicado por mil las prestaciones y reducido el precio considerablemente.

El PC no sólo ha triunfado en su terreno, sino también ha protagonizado la invasión que los ordenadores han completado partiendo de laboratorios y centros de cálculo, para llegar a todos los puestos de trabajo y a los hogares.

Enlaces de interes: