A11y Pill: La importancia de organizar el contenido

0
169
hombre navegando por web en portatil

Índice

1 – Introducción

La organización del contenido es muy importante para ofrecer una experiencia de usuario satisfactoria. La velocidad de navegación y la facilidad con la que los usuarios encuentran la información que buscan tiene mucho que ver con el orden.

En términos de accesibilidad, organizar el contenido de forma adecuada también tiene una fuerte repercusión. En este artículo vamos a ver algunas pautas que podemos seguir para tener nuestro contenido bien organizado para cualquier usuario.

2 – El flujo del documento

Es difícil establecer un orden sólido entre los elementos de una página si nos guiamos puramente por el aspecto visual. Diferentes regiones siguen orientaciones del contenido distintas. Un elemento inferior debería ser leído antes que uno que se encuentra a la derecha; o no. Los detalles de un elemento deberían intercalarse entre él y el siguiente cuando se despliegan…

Obviamente, este enfoque no funciona. Necesitamos tener un criterio sólido y predecible. Por eso, las tecnologías de asistencia no se basan en el layout de los elementos, sino en el flujo del documento. Esto es, simplemente, el orden en que los elementos son introducidos dentro del árbol de vistas, ya sea en una página web o en una aplicación nativa.

El orden en el que se presentan los elementos es importante. Nuestro cerebro deduce gran parte de la información implícita gracias al contexto. Pero, de igual forma que lo hacemos cuando vemos algo a través de la vista, también debemos poder hacerlo cuando no tenemos acceso a este sentido.

Un problema que presentan muchos sitios y aplicaciones, es que, aunque visualmente sus elementos están relacionados, estos quedan muy lejos dentro del flujo del documento. Es típico utilizar desplegables que se añaden al final del HTML, aunque el control que los expandió esté en mitad de la página. Además de un buen manejo del foco y de aportar más información mediante la semántica de WAI-ARIA, es más conveniente insertar este nuevo desplegable lo más próximo posible detrás del elemento que lo invocó. Así es como queremos que se interprete, al fin y al cabo.

3 – Navegación consistente

Igual de importante que el orden de los elementos es encontrar una navegación consistente. Por suerte, este es un problema casi extinto en los sitios modernos. El sentido común y las plantillas han impuesto modelos de navegación homogéneos entre las páginas de un mismo sitio web. Contadas son las aberraciones que presentan un layout diferente con cada página que te adentras en ellas.

Aquí también cabría hablar de los iconos y su significado. Debemos procurar que este se mantenga homogéneo a lo largo de toda nuestra aplicación. No es coherente que un aspa indique la acción de cerrar en un punto y la de eliminar en otro. Esto puede conducir a problemas severos en la predictibilidad de nuestro producto y causar inseguridad a los usuarios.

4 – Jerarquía del contenido

Algo imprescindible cuando el contenido tiene cierto tamaño es poder establecer una jerarquía. Encontrar la información es más fácil si la tenemos dividida en piezas que siguen una estructura lógica.

Podemos conseguir esto mediante los encabezados (h1, h2, h3…). Sin embargo, estos no siempre se utilizan bien. No son pocas las páginas que usan estas etiquetas para destacar contenido o, simplemente, para darle mayor importancia visual. Que quede claro: las etiquetas de encabezado no tienen ninguna relación con el tamaño de la fuente. Los navegadores le otorgan uno mayor por defecto, porque es lo lógico. Pero podría ser igual de grande que el resto del texto o incluso más pequeño. La apariencia del texto debe ser proporcionada por estilos. Las etiquetas deben reservarse para su función semántica.

Del mismo modo, estamos hablando de jerarquías. Debemos respetar los diferentes niveles de encabezados como si se tratasen de un árbol. No podemos saltarnos un nivel. Semánticamente, no tiene sentido. Esto sólo conduce a tener peores experiencias de usuario cuando utilizamos tecnologías de asistencia, ya que uno no sabe si el siguiente apartado tendrá algo que ver con el tema que estábamos viendo antes o no.

Además, estos encabezados pueden ser utilizados como puntos de salto por las tecnologías de asistencia. Ofrecer una jerarquía bien estructurada y realmente útil puede suponer un ahorro considerable en el tiempo que un usuario tarda en encontrar el dato que busca.

6 – Conclusiones

Organizar el contenido de nuestro sitio web o aplicación es algo sencillo que puede aportar un gran beneficio a los usuarios. Cómo hacerlo depende de cada caso concreto, pero suele responder a una lógica intrínseca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here