¿Puede una VPN ayudar a que las páginas web se carguen más rápido?

0
351

Una vez que cualquier usuario ha navegado en Internet a alta velocidad, no hay vuelta atrás. Nadie quiere una conexión lenta y todos aspiramos a alcanzar el desempeño más óptimo en la web. Por eso, algunos suelen preocuparse —o motivarse— al momento de usar una VPN.

Entre las consultas más comunes, destaca la duda de si puede una VPN ayudar a que las páginas web carguen más rápido o si, por el contrario, este servicio hace que la navegación se vuelva más lenta. La respuesta no es tan evidente. En realidad, depende del servicio, el uso y algunos factores adicionales que entran al juego.

Aquí veremos cuáles son las situaciones en las que una VPN puede aumentar la velocidad de carga y cuándo y por qué puede hacer más lenta nuestra conexión, así como también algunas soluciones eficientes y sencillas.

¿Cuándo una VPN puede aumentar la velocidad de carga?

Existen varias ventajas en cuanto a la velocidad de conexión al momento de usar una VPN. La más común es que nos pueden ayudar a combatir las limitaciones arbitrarias de algunos proveedores de servicio de Internet (ISP, por sus siglas en inglés).

Estas regulaciones suelen realizarse con respecto al ancho de banda, porque algunas compañías quieren cobrar más por la mejora de este servicio. Esta práctica se conoce en inglés como ISP throttling, y es bastante común en América Latina. Sin embargo, una VPN puede burlar esta restricción y, por ende, ayudarte a navegar más rápido.

Por otro lado, los expertos de Make Use Of explican un caso valioso en el que una VPN puede hacer que una página cargue más rápido: cuando el servidor VPN está ubicado en Europa y el usuario visita sitios web que cumplen con la regulación GDPR.

Algunas plataformas estadounidenses, por ejemplo, ejecutan diferentes versiones de su web: una que se adapta a las regulaciones europeas y suele ser mucho más liviana, y otra para el resto de los países, que contiene más publicidad y códigos de seguimientos que pueden afectar hasta por varios segundos la latencia.

También en este caso una VPN puede aumentar considerablemente la experiencia de navegación. ¿Visitas sitios que cumplan con las regulaciones GDPR?

Lo que puedes hacer si tu VPN afecta la velocidad de conexión

En algunos casos una VPN puede disminuir la velocidad de conexión a Internet. Los factores que afectan la latencia son muchos: la calidad del servidor, su ubicación, el tipo de cifrado, el protocolo, la cantidad de usuarios utilizándolo, etc. Aquí veremos algunas de las soluciones más eficientes para que mejores la velocidad de conexión con tu VPN:

Cambiar la ubicación del servidor VPN

Al igual que ocurre con algunos servicios de hosting, la distancia física entre tu ubicación y la del servidor VPN puede afectar la latencia. Pongamos por caso que estás en México, conectado a un servidor en Australia, y luego decides cambiarte a uno en Estados Unidos o Canadá, la velocidad de carga mejorará de forma evidente. Mayor cercanía, mayor rapidez.

Elegir otro nivel de cifrado

Es posible que si el nivel de cifrado de tu VPN es muy alto —y tal vez demasiado seguro— perjudique tu experiencia de navegación. El algoritmo de cifrado puede tardar mucho más en proteger tus datos según el tipo de seguridad.

Si no necesitas una protección demasiado alta, opta por una encriptación más ligera, de acuerdo a los softwares de reputación disponibles. Si, por ejemplo, solo quieres usar tu VPN para reproducir un programa de streaming, entonces solo necesitas ocultar la dirección IP.

Migrar a otro protocolo

La mayoría de las VPNs confiables proporcionan protocolos de conexión seguros y conocidos. Los que mejor protegen tus datos tienen mayores niveles de cifrado, mientras que otros —que también pueden ser confiables pero en menor medida— apuestan por la velocidad.

Si tu VPN lo permite, puedes cambiar a un protocolo conocido por su alta velocidad y buenos niveles de seguridad como OpenVPN, o a uno de los menos seguros pero recomendados para streaming como PPTP.

Optar por un servidor con menos usuarios

Además de tomar en cuenta la ubicación geográfica de tu servidor VPN, también es importante considerar la popularidad del servidor. Es posible que muchas personas estén usando el mismo de forma simultánea y que esto afecte la velocidad de conexión.

Por ejemplo, puedes cambiar tu servidor a uno con similar cercanía, pero que esté menos congestionado de usuarios, que te permita jugar online con tranquilidad y así tener menos riesgos de perder la partida.

Conclusión

Como puedes ver, son muchos los factores que pueden afectar la latencia. Por lo general, si contratas un servicio de VPN seguro y confiable, no deberías tener muchos problemas en la experiencia de navegación. Además, estos consejos y sugerencias te ayudarán a alcanzar la velocidad óptima que necesitas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here