Técnicas de realización de entrevistas

5
24256

Técnicas de realización de entrevistas

En este tutorial vamos a aprender las técnicas para realizar entrevistas y hacer que nuestro valor de producción aumente. Además de estas cuestiones técnicas de la producción y su realización, destacaremos también la parte práctica y psicológica que hace falta para conseguir los mejores resultados.

    Aprenderemos a:

  • Escoger bien las preguntas
  • Escoger qué sacar en cuadro y qué no sacar según la localización en la que nos encontremos
  • Cómo componer el plano de manera que todo ayude a la historia

1. Audio

¿Qué micrófono escoger?

A la hora de realizar una entrevista, la colocación del micrófono suele ser una tarea fácil porque generalmente tenemos a una persona hablando frente a cámara pero hay algunas cuestiones que tenemos que tener en cuenta, como lo es qué micrófono escoger.

  1. Aplicación: ¿qué es lo que queremos captar?
  2. ¿En qué entorno vamos a usar el micrófono?
  3. Sonido del micro. ¿Preferimos un sonido natural o uno optimizado?

Antes vamos a ver qué micrófonos existen:

Micrófonos según la directividad

  • omnidireccionales: captan el sonido por igual independientemente de donde venga. La toma estará expuesta a la fuente que queremos grabar y a otras fuentes que actúen a la vez. Recogen una cantidad considerable de sonido ambiente.
  • Bidireccionales: captan por igual sonidos que provienen de la parte frontal como de su parte trasera, ignorando lo que incide en sus laterales.
  • Cardioides: son direccionales, captan lo que proviene de la parte frontal ignorando la parte trasera. Dependiendo de lo mucho que estrechen su diagrama polar en su parte frontal hablamos de Cardioides o supercardioides.
  • supercardioides: aunque estrechan su diagrama polar en su frontal son más sensibles a sonidos procedentes de su parte trasera. Este tipo son de uso casi imprescindible cuando se quiere aislar la toma de una fuente sonora en ambiente muy ruidoso.


http://tanis.lpi.tel.uva.es/~nacho/docencia/ing_ond_1/trabajos_02_03/micros_altavoces/microfonos_3.htm

Según su construcción:

  • Dinámicos: el más común. Admite un nivel alto de presión sonora, tienen baja sensibilidad por lo que no capta con precisión señales acústicas muy bajas.
  • De condensador: Son los más usados en estudios de grabación por su gran sensibilidad.

Para entrevistas formales (sit-down interviews) es recomendable el uso de micrófonos lavalier o de solapa ya que ofrecen el doble de ventajas que los micrófonos de cañón. Son pequeños y discretos. Se colocan a la altura del pecho. La gente se olvida de que los lleva después de unos minutos con él lo que hace una entrevista más relajada. Si la persona que entrevistamos se va a mover por la localización, el micrófono inalámbrico es la mejor opción.

Otra opción es el uso del micrófono de cañón, el que usan las pértigas de cine. Es un micrófono versátil pero se necesita a un pertiguista que lo sujete y lo vaya direccionando según se considere. Puede llegar a distraer más que un micrófono de solapa en una entrevista por el hecho de tener a alguien sujetándolo encima de tu cabeza y llegar a limitarte los tiros de cámara.

Si vamos a realizar entrevistas a gente de la calle lo más cómodo es llevar un micrófono de mano (dinámico) como los reporteros. Podemos ir de una persona a otra con el micrófono. Estos micrófonos, como se ha mencionado más arriba suelen tener un diagrama polar tipo cardioide por lo que son perfectos para una conversación entre el reportero y el entrevistado.

¿Cómo colocar un micrófono?

  1. Agarraremos el micrófono con la pinza que traen.
  2. Le pediremos al entrevistado que se meta por dentro la petaca para esconder el cable y la guarde en un bolsillo o se la enganche detrás.
  3. Les pediremos que dejen el micrófono colgando por fuera del cuello
  4. Con el cable haremos una pequeña U y lo volveremos a coger con la pinza, y lo agarraremos a la camisa o chaqueta que lleven.

2. Grabación

Búsqueda de localizaciones

Debemos considerar dos aspectos importantes:

¿Tenemos el permiso necesario para grabar en la localización? Siempre hay que asegurarse de tenerlo. Puede ser que queramos hacerle una entrevista a un cirujano en un hospital pero él no manda sobre el hospital. A menudo, los sujetos pueden decir que no hay problema en hacerles la entrevista en su lugar de trabajo pero puede ser que no estén al tanto de las políticas de la empresa y dónde se puede o no grabar video. Para evitar cualquier situación embarazosa es mejor asegurarse de que tenemos el permiso de la persona encargada.

Otra cuestión a tener en cuenta es si tenemos el control sobre la localización. ¿Qué queremos controlar? Todo lo que pudiese afectar a la entrevista; gente, ruido, luz y electricidad. ¿La sala cuenta con suficientes tomas de enchufe? ¿La luz que hay, puedo controlarla? ¿Tiene luz natural o cuenta con fluorescentes? ¿Es una zona de paso?, etc. No siempre vamos a saber de antemano todas estas respuestas pero cuanto antes las sepamos, mejor.

La localización debe tener buena acústica, no importa lo bonita que sea si la acústica después es mala. Debemos intentar evitar paredes completamente blancas de fondo, si podemos decorarlas mejor. Tener cierta profundidad de campo entre el fondo y el sujeto es una ventaja; aparte de darnos más espacio para trabajar nos permite tener en cuadro al sujeto con espacio suficiente por detrás haciendo que:

  1. la estética del plano esté mejor y no haya sensación de agobio
  2. b) podamos usar lentes con focales más largas como zoom o teleobjetivos para conseguir un look más cinematográfico y mayor profundidad de campo; objetos del fondo más desenfocados.

Uso de fondos

Una técnica vieja es el uso de telas como fondos. Si la localización tiene estética fea o inapropiada para el tema de la entrevista pero no tenemos más remedio que grabar ahí, podemos usar una tela para tapar lo que no queremos que se vea. Los espectadores nunca van a saber que detrás de esa tela hay un garaje lleno de cacharros por ejemplo. La tela ayuda a mantener una estética constante, y podemos elegir el color que más se adecue. Si además contamos con focos de colores, las posibilidades son infinitas. Una técnica que puede ayudar en caso de localizaciones impredecibles es aislar al sujeto con un fondo completamente negro. En este caso iluminaríamos únicamente al sujeto evitando cualquier luz extra en el fondo, de esta manera podemos grabar a un número f mayor (diafragma más cerrado). El sujeto debe estar al menos a 3 metros de distancia del fondo. Con esta técnica conseguimos una sensación de infinito.

La técnica contraria es usar un fondo blanco iluminado con luz suave. Bien en estudio usando un ciclorama (fondo curvado) o iluminando una tela. Se pierde toda la sensación de profundidad.

Una tercera técnica es usar la pantalla verde o croma de fondo para después en la sala de edición poner el fondo que queramos.

Trucos de iluminación

Es importante que nuestro sujeto tenga una buena iluminación.

Al contrario de lo que mucha gente suele pensar, tener una buena iluminación no supone un gasto excesivo de dinero, con buen conocimiento y creatividad nuestros problemas están resueltos.

Un kit esencial para llevar a toda entrevista es:

  • kit de cuarzos
  • China ball lighting: luz suave y cálida
  • Dimmer: para regular la luz
  • Portagobos: Los hay con diversas formas. Se ponen delante del foco creando esas formas en la pared.

No queremos proyectar sombras del sujeto en el fondo, por ello dirigiremos la luz para evitarlas o suavizarlas y pondremos más alto el punto de luz según veamos.

Cubrir la toma con una sola cámara

Lo ideal a la hora de grabar una entrevista es poder hacerlo con mínimo dos cámaras, pero no siempre vamos a tener el presupuesto para ello. Con un poco de conocimiento y previsión es fácil conseguir luego en edición que parezca que se ha grabado con dos cámaras.

Inmediatamente después de haber cubierto todas las preguntas, volveremos atrás y haremos algunas preguntas más al sujeto para sacar ángulos diferentes. Con tal de no sacar al sujeto hablando, podemos sacar una variedad de planos detalle. Desde el mismo tiro de cámara podemos volver a preguntarle una o dos preguntas pero esta vez en un plano más cerrado o más abierto (mostrando en referencia el hombro y cabeza del entrevistador y de frente al entrevistado).

Si optamos por, finalmente incluir al entrevistado, nos tomaremos un tiempo para cambiar la cámara de posición y sacar referencia del entrevistado desde atrás con el entrevistador de frente.

Hay que tener en cuenta la continuidad en este caso, no está de más mirar el material que tenemos para ver cómo estaba sentado el sujeto y como tiene o qué hace con las manos para recrearlo en otras tomas y que sirvan como planos extras.

El secreto es aprender a visualizar constantemente cómo quieres que quede la entrevista y como van a montar unos planos con otros. Tener la capacidad de montar en tu cabeza se adquiere con el tiempo y con la práctica.

Cubrir la toma con dos cámaras

Grabar cualquier escena con al menos dos cámaras tiene dos grandes ventajas:

  1. Tenemos dos veces más de planos para elegir entre ellos y crear una escena más visual y dinámica
  2. Las tomas van a pegar unas con otras de forma más suave, pues siempre van a coincidir.
  3. Además, tener dos cámaras nos permite tener una alternativa si hemos cometido algún error con una de ellas

Un esquema de una entrevista a dos cámaras podría ser así:

Una persona entrevistando a un sujeto con una cámara en primer plano de él y la segunda cámara con un plano medio o más largo del sujeto.

Si queremos incluir al entrevistador, la segunda cámara le apuntaría a él y el sujeto solo tendría una cámara.

La tercera opción sería una cámara apuntando al sujeto y la otra sacando planos detalle.

Si grabasemos con tres cámaras ya las posibilidades aumentarían. Una para planos cortos, otra en plano medio y la tercera cámara podría usarse como cámara en mano para añadir un poco de movimiento a la escena.

Independientemente de cuantas cámaras usemos para la grabación debemos acogernos siempre a la regla general de tener una toma de seguridad, mejor en plano medio o largo que podamos cortar por donde sea.

Planos recursos y material adicional para enriquecer la entrevista

Una persona sentada en una silla sigue siendo una persona sentada en una silla por muchos tiros de cámara que tengamos y diferentes tamaños de plano. No está de más, y el público generalmente lo agradecerá, tener material adicional que complemente a la historia que estamos contando en la entrevista. Cuantos más planos recursos (B-roll) podamos hacer mejor.

Instrucciones que le damos al entrevistado

No conviene atosigarles con demasiadas cosas pero sí recordarles las esenciales antes de comenzar.

  • Recordadle el objetivo de la entrevista
  • El tiempo que va a durar
  • Ser considerado con cualquier restricción de tiempo que pongan
  • Ser franco y directo en lo que se espera del sujeto
  • Tratar cualquier aspecto personal que se va a tratar antes de grabar para ver como se va a hacer
  • Si no es una entrevista espontánea, una buena idea es mandarle al sujeto las preguntas que se han pensado con tiempo para que piense las respuestas

Antes de empezar trataremos que el sujeto se encuentre relajado y le daremos unas pautas básicas para no tirarnos de los pelos después en la sala de edición.

  1. No mirar a cámara
  2. Voy a hacerte la pregunta pero quiero que esperes unos 5 segundos antes de responderla
  3. Cuando respondas, lo harás contestando a mi pregunta con la misma frase: si te pregunto ¿De dónde eres? no respondas, Chicago sino “Soy de Chicago” (nos permitirá después en la edición aislar las respuestas del sujeto y omitir la voz del entrevistador)
  4. Siéntete libre para repetir la respuesta si te sale mal las veces que quieras. No estamos en directo así que todo lo que quieras decir de otra manera tómate el tiempo que necesites
  5. ¿Quieres agua, café o algo antes de empezar?

3.Tipos de entrevistas

Entendiendo las entrevistas “one-on-one” (formales)

Por formales nos referimos al tipo de entrevista dentro del estándar pregunta-respuesta. Intentemos ir más allá y pensar no solamente en una entrevista donde el entrevistador hace preguntas y el sujeto responde sino en una conversación del día a día. Las entrevistas al fin y al cabo son conversaciones guiadas.

En cuanto montamos el set, los micrófonos, los focos, automáticamente estamos poniendo barreras en nuestro objetivo de intentar tener una conversación real con alguien ante la cámara y desafortunadamente una entrevista formal está lejos de la realidad de las conversaciones de cada día. A pesar de ello sí hay ciertas cosas que podemos hacer para mantener cierta normalidad e intimidad en nuestra conversación y hacer de la entrevista una entrevista más cercana.

  • Apagar la luz roja que avisa que la cámara está grabando (tally) y el sonido “beep” de rec y pause. De lo contrario, esto hace que la gente sea más consciente de que le están grabando y no se relaje tanto.
  • Mantener una cierta distancia con la cámara para no intimidar tanto
  • Usar si las condiciones lo permiten menos focos de luz. Si el sujeto está nervioso, cuantos menos focos tenga apuntándole, se relajará más y si la luz natural es una buena opción es mejor considerarla antes que unos focos.

Entrevistas en la calle

Son entrevistas sin una planificación previa, a un público general en un sitio dado. Estas entrevistas generalmente se realizan para un proyecto donde se requiere la opinión del público corriente sobre un tema concreto, reacciones instantáneas, espontáneas. Parece simple, basta con encontrar a un grupo de gente y ponerles un micrófono en la cara. Pero no es tan fácil.

Hay algunas pautas que se deben tener en mente y que nos harán salvar mucho tiempo. El mayor reto con el que nos vamos a encontrar para esto es dar con suficientes hombres y mujeres que se presten a hablar. Hay un mito de que todo el mundo querría salir en la TV o ser entrevistado por alguien, pero a la hora de la verdad cambia mucho. La gente se pone nerviosa delante de la cámara sobre todo cuando se les pilla de sorpresa.

La gente que está en la calle, está por una razón. Tienen sitios a los que ir o cosas que hacer, es difícil hacer que alguien acepte una entrevista y no tenga prisa. Si 1 de cada 10 a los que preguntamos, aceptan, podemos considerarlo un buen ratio.
Hay que saber a quien parar y donde parar. Pensemos de otra forma, en las veces que nos paran a nosotros para que firmemos una petición o nos hagamos socios de cualquier ONG, nos terminan pareciendo molestos. Pues a la hora de ser los entrevistadores somos nosotros los molestos pero con una cámara.

Lo primero que debemos hacer es encontrar un sitio donde la gente no tenga prisa y no tenga preocupaciones, de lo contrario nos pasaremos el día para cuatro entrevistas. Los fines de semana, las tardes, la hora de la comida, son buenos momentos donde la gente tiende a estar más relajada y receptivos para hablar unos minutos.

El equipo no debería superar las dos o tres personas como mucho. Y siempre siendo amables con todos.

La planificación y la técnica aquí casi siempre va a ser la misma:

  • Una cámara
  • Una toma
  • Plano medio corto

En este caso, en cuanto a audio se refiere, es tontería colocarle a la gente el micrófono de solapa o lavalier por eso la mejor opción es el micrófono de mano unidireccional (cardioide) o si vamos solos, colocaremos un micrófono de cañón encima de la cámara.

En resumen, tener un buen audio en la entrevista es fundamental, si tenemos que cortar porque el audio no es bueno que no nos de miedo hacerlo, es mejor arreglar el problema a tiempo que encontrarse luego en la sala de edición con un problema que no puede arreglarse ya. Si nuestro presupuesto lo permite, cubriremos una entrevista con dos o más cámaras, en caso de contar con más de dos, utilizar una como cámara en mano hará que la entrevista tenga dinamismo y movimiento. Estudiar bien la localización antes de realizar la entrevista para ver si tendremos problemas de audio, de gente pasando, etc. El sujeto deberá estar bien iluminado y haremos que esté lo más cómodo posible. Una vez en la sala de edición revisaremos todo el material, anotaremos las partes más importantes y haremos un borrador de cómo sería el esqueleto de esa entrevista para luego montarla.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here