Comentando el libro: El arte de pensar, de Rolf Dobelli

0
20307

La obra trata de multitud de errores sistemáticos que cometemos al valorar situaciones comunes. Leyéndolo me acorde una idea de otro libro: Mi jefe es un psicópata de Inaki Piñuel que contaba que a un psicópata no se le puede tratar… porque refina sus métodos. Este libro puede leerse de un modo contrario al que el autor lo ha escrito y se aprenderá un montón de técnicas de manipulación :-).

Sólo voy a comentar algunos de los apartados (de más de 50) que me han llamado la atención.

  • La ilusión del cuerpo de nadador: Los nadadores profesionales tiene cuerpos bien formados. Si dedicamos muchas horas a nadar podríamos pensar que podríamos obtener esos cuerpos cuando la realidad es que son los que tienen esos cuerpos (genéticamente predispuestos y entrenados desde pequeños) los elegidos como profesionales.
  • La prueba social o gregarismo nos hace pensar que nos comportamos bien si hacemos lo que los demás: si ves que en el guardarropa, incluido en el precio, alguien echa una moneda en un bote al recoger la prenda, nosotros nos veremos casi forzados a hacerlo.
  • Reprocidad: cuando alguien tiene un buen comportamiento con nosotros, nos vemos casi forzados a devolver ese comportamiento. Muchas mujeres no se dejan agasajar con buenas cenas porque subconscientemente adquieren una obligación de irse a la cama con el invitador.
  • El sesgo de autoridad: en presencia de una autoridad hacemos retroceder el pensamiento independiente incluso en aquello que es irracional o inmoral.
  • El sesgo del relato: Nos vemos atraídos por los relatos lo que hace que hechos relevantes pasen desapercibidos respecto a irrelevantes. Si hay dos moneda acuñadas el mismo día pero el anticuario nos cuenta una interesante historia de una de ellas estaremos dispuestos a pagar mucho más.
  • Prejuicio de retrospectiva: Ver evidentes situaciones pasadas cuando en el momento en el que sucedían no se pudieron pronosticar, como la crisis económica.
  • La ilusión de control: Nos tranquiliza pensar que tenemos influencia sobre eventos cuando no tienen ningún sentido. Pone como ejemplo un botón en el semáforo que no está conectado y nos hace más plácida la espera.
  • Tendencia al incentivo-super respuesta: si pagas un euro por cada rata capturada habrá gente que se dedique a criar ratas.
  • La fatalidad de la dula: esperar que se haga buen uso de los recursos comunes a través de la educación, enseñanza, campañas de información o desarrollo de conciencia social. Se deben gestionar o privatizar (ojo a esto que escuece).
  • El sesgo de agradar: Cuanto más simpática nos parece una persona más dispuestos estamos a comprarle o a ayudarle. Lo mismo si nos parece atractivo.
  • El pensamiento en grupo: La gente inteligente toma decisiones idiotas por consenso. También lo relaciona con la pereza social ya que en grupo pensamos menos.
  • El ancla: Utilizamos números como referencia. Si un profesor conoce las notas previas de un alumno, estará condicionando a la evaluación actual.
  • La aversión a la perdida: Si quiere convencer a alguien nunca argumente la posible ganancia sino como evitar la segura perdida.
  • La maldición del ganador: Dice de no participar nunca en subastas porque se paga más de la media razonable. Del mismo modo, las empresas no deberían participar en concursos para obtener un proyecto por el precio más bajo: es malo para el que compra y para el que vende: por ganar se ofrecen precios absurdos.
  • El sesgo de acción: Ante situaciones poco claras tenemos tendencia a hacer algo, ayude o no. Los eventos conflictivos donde actúan pronto policías jóvenes suelen ser más graves que donde van más adultos.
  • La adaptación hedónica: ante un evento especialmente alegre, como que nos toque la lotería, o especialmente triste, verse en una silla de ruedas, a los tes meses se alcanza los mismos niveles de felicidad que se tenía anteriormente.

En el epilogo termina con una frase de Ralph Waldo Emerson: En la comunidad, es fácil vivir según las ideas ajenas. En la soledad, es fácil vivir con la ideas propias. Pero sólo es notable el que, en la comunidad, conserva su independencia.

Libro muy recomendable.

Enlaces de interes:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here