Comentando #AID2010. Agil Industrial Day 30 Nov 2010

4
4050

El 30 de Noviembre estuve en el Agil Industrial Day. Me enteré de él en el AOS2010 en Barcelona de la mano de Agustín Yagüe, al que tenemos que agradecer que sea un importante activo de la comunidad ágil es España.

Al llegar, me quedé un pelín sorprendido por la poca gente que había en la conferencia. Y menos conocida en otros eventos más técnicos… Sobre todo sorprendido porque tenía entendido que no quedaban plazas libres. Me comentaron que mucha gente se había rajado porque iba a ser toda en Ingles. A ver si lo españoles nos quitamos un poco los complejos. Todo el que me conozca sabrá que el ingles no es mi fuerte pero nunca me ha impedido hacer nada y, con la práctica (y viendo películas en Ingles), al final te apañas.

Ya con la primera charla de Philippe Kruchten (http://en.wikipedia.org/wiki/Philippe_Kruchten) mereció la pena el día. Lo que más me gustó es la madurez y realismo transmitido por una persona que lleva muchos años en esto.

La presentación de Philippe http://files.me.com/philippe.kruchten/u8s7mf no tiene desperdicio y es muy adecuada para los revuelos que vemos de vez en cuando en nuestro contexto (como twitter o lista de agile-spain). Vayamos con partes… y como siempre recuerdo que cuento lo que entendí y me recordó … que no tiene que ser lo que pasó.

-Agilismo se ha convertido en una cultura, incluso para muchos en una pseudo-religión.

–En una cultura hay memés o pequeñas ideas, creencias, símbolos, rituales que se transmiten con facilidad y que permite a un grupo identificarse. Haciendo un inciso, me gustaría saber cuanto se va a tardar en reproducir el memé de («estoy de acuerdo» o linea de sentimiento) http://plagelao.blogspot.com/2010/11/una-retrospectiva-en-eden.html 😉

–En cualquier grupo, tarde o temprano se empiezan a producir comportamiento excluyentes, es decir, a aquellos que no siguen todos los principios de los más radicales, se le empiezan a tachar de estar fuera del grupo. Seguro que os suena eso de: Si no haces TDD no eres ágil.

–Incluso, se empieza a admitir formalmente subgrupos como: soy un scrum-but (no sigo todas las prácticas de scrum totalmente) o quitar valor a metodologías mixtas tan brillantes como Scrumban.

Comentó como ser ágil no es algo binario: lo soy o no lo soy sino que es un continuo entre adaptación y anticipación. Ser ágil es adaptarse rápido al cambio. Si eres muy rígido en tu entendimiento de los principios ágiles ¿eres ágil? jajaja, podemos hablar de meta-rigidez en líderes ágiles.

Habló de la des-contextualización de la prácticas ágiles y la perdida de sentido. Una metodología nace y se sustenta en un contexto y cuando lo sacas, pues lo mismo hace falta un buen calzador para que encaje completa y posiblemente no lo haga.

Lo explicó con mucha gracia: mucha gente dice que quiere ser ágil y él le pregunta ¿para qué? La gente contesta que para ser más eficaz en su negocio. Él explico que a lo mejor tenía que mirar bien en su sala antes para ver que hacen mal y como mejorarlo y que algunas prácticas ágiles podrían ser convenientes, pero no todas. Si tienes un elefante rosa en a sala al que nadie quiere mirar, por mucho que apliquen agilismo, el elefante no se va a marchar. El elefante tiene muchos nombres: Falta de cualificación, proyectos locos, rotación, gerentes poco calificados, estructura del siglo XIX en el XXI, etc.

Destacó que, muy posiblemente, en un entorno empresarial puede ser conveniente utilizar algunos principios de Lean, otros de gestión de Scrum y prácticas de programación de XP. Todo depende, depende del contexto.

Mostró trasparencias de una central nuclear y preguntó ¿quien hace ahora TDD o puestas en producción cortas? También sobre una máquina kilométrica de papel donde cada tramo es un proyecto y tu cliente «participa poco, porque es un cacharro, en los requisitos y las retrospectivas». Además «hacer una prueba con un rollo de 10 metros de ancho y un km tiene un coste muy gordo».

Esto obviamente no quita para que haya un conjunto de practicas ágiles que se puedan poner en marcha. Propone una matriz Octopus donde los 8 atributos del contexto (adaptable) y las lista de principios ágiles (con sentido) se crucen y planifiquen.

Después participó Everis y Telefónica I+D (https://syst.eui.upm.es/AgileIndustrialDay). Siento no poder comentar mucho por «no captaron mi atención» porque «fueron a hablar de su libro». Eso sí, hay que comentar el par de pelotas que demostró el ponente de TI+D hablando en Ingles (o eso intentó). Me he replanteado que en los cursos voy a ser más Zen, aprovechado recursos de otros amigos de TI+D https://www.adictosaltrabajo.com/tutoriales/tutoriales.php?pagina=TID.

La última charla fue de Alan Brown. Comentó las problemáticas a la hora de construir software distribuido entre distintas factorías del mundo. Su contexto parecía mejor que el habitual.

– Gente de plantilla de IBM (porque con factorías de externos dejo entre ver lo desastroso por rotación y falta de compromiso).

– Con una herramienta Web con aspecto excelente de trabajo ágil.

Dijo una cosa que me encantó (Lean): Reduce tu unidad de entrega (piezas más pequeñas), prueba (automáticamente mejor), modifica y regula en gobierno de tu equipo (las prácticas no pueden ser rígidas) y mide algo importante.

En la mesa redonda, moderada por Xavi Albaladejo (también Everis y un tío bien majo) se hablaron de otras cosas… había una especie de «pique sano y enriquecedor» entre nuestros visitantes extranjeros 😉 .

Me gustó mucho la referencia a que medir algo influye sobre lo que mides. Si te pesas todos los días, lo mismo no te comes un bollo y por pesarte, adelgazas (como causa primera). Si mides la desviación de tus estimaciones, lo mismo aprendes a estimar o adaptas tu ritmo para cumplir las estimaciones.

Algo que se dijo cuesta oír por alguien que defiende el agilismo es que: Un cliente quiere un producto con unas características y saber cuanto le va a costar. Tendremos que ser hábiles para cubrir esta demanda.

También se comentó que cuando compras un camión, son todos iguales y ya están construidos algunos, es fácil comparar características y habrá aún así valoración subjetiva. Si compras software, compras algo que no se ha construido antes y que no se volverá a hacer. La única variable realmente importante es la calidad del equipo que te lo vaya a hacer. ¿Todavía piensas que todo el mundo es igual en esta profesión?

Ahora algunas cosas de mi cosecha (que no se hablaron)

Las empresas, sobre todo grandes, tienen 3 niveles. Uno estratégico (dirección), otro táctico (gestión) y operativo. Si solo asistimos a los eventos relacionados con la operación, la influencia en el sector es pequeña.

Hay que proporcionar recursos tangibles y adecuados al contexto para que la gente de dirección y gestión tengan argumentos adecuados para implantar metodologías y técnicas con la que nos sentiremos todos más felices.

Enlaces de interes:

4 Comentarios

  1. Muchas gracias Roberto por este artículo. Fue una pena no poder asistir a este evento, como no fue no haber ido al AOS.

    Me ha gustado especialmente el relato de la conferencia de Philippe Kruchten porque viene muy a cuento respecto a algunos debates habidos en los foros de Agile Spain y Scrum Manager.

  2. Gracias Roberto por el post. Es un resumen muy enriquecedor, y aunque lo bueno es asistir a la charla, está estupendo para los que no podemos.

    En el post hay dos principios que en mi opinión son muy importantes, y que no se suelen tener en cuenta: por un lado la flexibilidad o pragmatismo de la visión de Philippe, y por otro la visión global de la empresa en sus tres dimensiones, estratégica, táctica y operativa.
    Las prácticas ágiles han surgido de abajo hacia arriba: unas desde el área operativa y otras desde el área táctica, pero no deben considerarse que ellas dan un alcance de solución completo.
    Bueno, es una opinión. Y lo dicho:

    Muchas gracias!

    Un saludo.

  3. Totalmente de acuerdo.

    Yo también asistí, y aún estoy intentando comprender por qué la persona de everis se pasó el primer 20% de la charla con puro márketing sobre su empresa, y por qué se obligó a la persona de Telefónica I+D a impartirla en un idioma ininteligible (con todo el mérito y respeto que supone intentarlo).

    Pero efectivamente, solo por la de Philippe Kruchten y la de Alan Brown, mereció la pena.

    Respecto a la influencia sobre lo que se mide, aunque no acabó de recordarlo el ponente, se refería al principio de incertidumbre de Heisenberg.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here