Si no pasas una a tus compañeros, se unirán contra tí

0
213

Hace poco, me comentaba un amigo una experiencia con la que me sentía completamente identificado (por haberme pasado lo mismo). Durante una temporada, se obsesionaba con el orden y control. No solamente suyo sino de toda la gente con la que interactuaba: Quería tenerlo toda bajo control. Claro, te da la paranoia y, cómo no, haces partícipe a todos los que están a tu alrededor.

Llegaba tarde alguien a una reunión y le montaba un pollo. Alguien se despistaba de una tarea, le montaba otro…. sin pasar una (ojo que no estoy promocionando el pasar … solamente el no ser intransigente). Todo el mundo estaba siempre a la defensiva y, cuando mi colega cometía un pequeño error, todos los demás se tiraban al cuello. Es más, la situación parecía que se iba volviendo cada vez más crítica porque estaban todos tratando de forzar el error. Esto me recuerda a un juego que teníamos de pequeños que se llamaba mosca ….

Moraleja: El que intenta ganar siempre todas las batallas, al final pierde la guerra. Aunque esto.. normalmente no se aprende en cabeza ajena.

Si te lees un libro de dirección de proyectos, muchas veces pues ver que se dice que un proyecto tiene éxito cuando se cubren 4 variables: Alcance (lo que hay que hacer), calidad, tiempo y coste. Hay una variables que siempre se olvida a todo el mundo: El proyecto debe dejar un entorno favorable para que todo el mundo quiera seguir haciendo contigo proyectos. Si quemas a tus jefes, subordinados, clientes, proveedores o a ti mismo …. El proyecto no ha tenido tanto éxito…

Una frase que me encanta: Si todo está bajo control, es que no vamos suficientemente deprisa.

Enlaces de interes:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here